EL ACORDE DE SÉPTIMA DISMINUIDA

EL ACORDE DE SÉPTIMA DISMINUIDA

FICHA

GRADO Sobre la sensible de ambos modos
DISPOSICIÓN cualquiera
PREPARACIÓN No es necesaria
RESOLUCIÓN BÁSICA SOBRE LA TÓNICA
CONSTRUCCIÓN Terceras menores
DISONANCIAS Sensible, 5ª dism, 7ª dism
INVERSIONES Tres
CIFRADOS 6/5, +4/3, +2

El acorde de séptima disminuida es un acorde de séptima colocado sobre la sensible de ambos modos, contruido por medio de terceras menores superpuestas, no necesita de colocación especial de sus notas ni preparación de las disonancias.

RESOLUCIÓN DE SUS NOTAS OBLIGADAS

  • la sensible (fundamental del acorde) sube a tónica
  • la 5ª dism., baja de grado
  • la 7ª dism. baja de grado

MODULACIÓN

Históricamente llamado el “acorde errante, su extrema ambigüedad le confiere un potencial único en la modulación permitiendo ir de forma directa a cualquier tonalidad, desde los tonos vecinos a los más lejanos. Por esto resulta un “pivote” excepcional para modular a cualquiera de las 24 posibilidades tonales y hasta las treinta enharmónicas en una gran variedad de procedimientos algunos estereotipados y otros originales o complejos

 TONOS VECINOS.

Formamos un acorde sobre cada uno de los grados cromáticos de una escala diatónica mayor y el tercer grado diatónico.

A CUALQUIER OTRO.

Procedimiento 1º: resolver el acorde de séptima disminuida en un acorde Perfecto Mayor, menor, de sexta o cuarta y sexta UN SEMITONO ARRIBA.

Procedimiento 2º:Mantener el bajo y sobre acorde de sexta o cuarta y sexta

Tenemos seis resoluciones que multiplicado por las seis de las tres resoluciones enharmónicas que son posibles dán las veinticuatro tonalidades.

USOS Y FUNCIONES

Sobre el I y el IV.

  • DE PASO. Hacia otro por grado cromático
  • Entre un acorde y su repetición
  • SIN PREPARACIÓN, POR SALTO. Cualquier grado con limitaciones
  • Sobre el II y el IV alterados ascencentemente.

SUSTITUCIONES.

Este acorde puede ser sustituido por cuatro acordes de dominante en virtud de los dos tritonos que contiene.

A la vez puede sustituir a cualquier acorde de séptima o de novena ocupando su función.

ESTÉTICA

Desde el Barroco a sido el acorde “expresivo” por excelencia para expresar el dolor, la ira, la exitación, el misterio y las pasiones impetuosas. Profusamente usado en la música dramática, el Romanticismo abusó de él de tal manera que perdió su fuerza intrínseca y a pertir de Wagner y el “Tristán”, se han buscado sustitutos sin encontrar un recambio. Hoy día está relegado a la música ligera, el cine y las músicas de consumo siendo la panacea capaz de solucionar cualquier problema musical en las manos de cualquiera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll UpScroll Up